jueves, 15 de noviembre de 2012

Oscuridad e inicios

     Nocturna (dura) la de ayer, 35 kilómetros y 600 (+), que se me hicieron eternos debido a un proceso infeccioso que ando arrastrando y que me lo esta haciendo pasar bastante mal, pero como una de mis máximas proclama, si estoy para trabajar, también lo estoy para pedalear.

   Poca historia, subir a Begues, ir por un par de bonitos y suaves senderos hasta la Penya del Moro, vuelta por el Pi Gros y algún sendero sorpresa que nos ha preparado el sicópata de la Rectoria. Esperemos algún día poder alcanzar a comprender el por que de la obsesión de que no pasemos por el sendero que nos deja en la pista de Torrelletes, obsesión que le ha llevado al Masover, a abrirnos un nuevo sendero que nos deja a escasos metros de la bajada al la Roca del Barret, ¿que negocio pensara montar alli?.

  Como ya salimos y regresamos de noche, las fotos salen bastante desastrosas, por lo que para hacer las cosas mal, mejor no hacerlas o dedicarnos a otra cosa, yo eligió otra cosa, por lo que os voy a ir colgando fotos que para mi son especiales, o por lo que significan o por lo bien que han quedado.

    Hoy toca sesión de fotos con gran significado:

  La primera es una foto con 16 años de antigüedad, mi primera bici, mi fantástica Grisley con una Mag21 que me hizo pasar unos ratos increíbles, que lastima haberla vendido, aunque entonces  no tendría ahora la KLEIN.

      Mi Grisley en Horta de Sant Joan.
    Esta segunda foto es de la primera gran ruta que recuerdo haber hecho, fue con David S., creo también de hace 16 años y el llevaba una flamante Carraro totalmente rígida, menuda diferencia con su actual Santa Cruz Blur TRc.

     La Grisley y la Carraro en el Castell d'Eramprunyà.
    Buen fin de semana Biker a tod@s.
.