martes, 14 de julio de 2009

Pedals D´Occitania (4 de 5)

3ª Etapa.- St. Bertrand - Col de Mente

Nos levantamos dispuestos a presentar batalla a la tercera etapa de nuestra aventura, a priori según los mapas, nuestro instinto y los visto hasta el momento, creíamos que seria la mas dura y no nos equivocamos, volvieron a salir 72 kilómetros como el primer día, poco mas de 2.000 metros positivos, pero eso si, una etapa que presentaba unos 18 kilómetros finales de ascensión sin anestesia hasta el Coll de Mente, nuestra ultima noche fuera de casa y el inicio de las contradicciones, ya que al sentimiento de pegarle el bocado a la etapa y llegar al Albergue, se le encontraba el de que en cuanto llegáramos, practicamente habíamos terminado la ruta, la convivencia y sus risas.
A todo esto, la etapa de ayer la termine con un dolor punzante cercano a mi rodilla, no era mi antigua y afortunadamente olvidada lesión de cartílago, esto era muscular, por lo que estaba mas tranquilo, me acosté (además de con David y Francisco :-) con un chute de Iboprufeno y Radiosalil a modo crema relajante, y funciono, hasta la comida funciono.

Como nunca (aun no se bien por que) me he comprado la equición de PirataBike, he decidido homenajear en la 3ª etapa a este grupo con mi equipacion de mi País al 50% (el 50% de G.C. ya saldrá otro día) y es que por Francia mola, mola mucho que te vean con la Senyera.

La ruta - (dedicada a los Piratas)

Falta Francisco que se estaría colocando bien el paquete para lo que se nos venia encima, pero bueno, el fotógrafo capto la imagen de la salida de 2 de los 3 compañeros de habitación, con ánimos y ganas de reventar kilómetros de senderos y pistas.

¿a que mola la equipacion?
Salimos del Hotel con problemas, ¿lluvia?, ¿pinchazos?, ¿averías?, nada de eso, el pedazo de trozo de cacho de bocadillo que el amigo del Hotel nos encasqueto, así que los Catalanes quieren el bocata grande, pues si no entra en la mochila, lo adhesivais al cuadro de carbono ;-)
Como no podía ser de otra manera y no exagero, a los 200 metros ya estábamos así, todos en linea en bajando por un sendero que nos sacaría del pueblo donde pasamos la noche.
Desde la salida del Pueblo, nos esperaban unos 8 kilómetros planos, tranquilos y relajados pasando por toda la campiña Francesa, una pasada, casas preciosas, campos bien cuidados y una soledad increíble, vimos poca gente, muy poca gente en este tramo y la verdad no entendí bien el por que.
La tranquilidad hace nuevas amistades.
Después de esos 8 kilómetros hicimos para mi la que sin duda fue la subida mas bonita de toda la Pedals D´Occitania, unos kilómetros de pista ancha, con la suficiente inclinación y piedras para con mi nivel, llevarme con el esfuerzo justo que me hacia disfrutar de cada pedalada, de cada piedra salvada, de cada porcentaje superado, una subida de aquellas que cuando llegas arriba entiendes el por que sales en bicicleta, MARAVILLOSA!!!!.
Inicio de la subida.
Otro tramo de la misma. No se aprecia, pero tiene bastantes piedras/escalones y en algunas zonas un desnivel considerable.
Y en algunos puntos, barrillo suelto para que te patine la rueda, claro esta!!!
Después de la subida, empezó una bajada también espectacular, de un sendero fácil en el que se rodaba rápido a pesar del barro que en algún momento te hacia parecer un motero de Dirtrack, pasamos unos arboles caídos, no solo en el Garraf parece ser el viento causo estragos, y terminamos en una trialera ancha, pero con unas piedras húmedas que solo los muy, muy bajadores consiguieron bajarla montados.
Evidentemente no tengo imagenes de esta trialera, bastante tenia con mantenerme de pie, andando.
Inicio de la bajada.
Colserolla, Sant Climent ????
Pues no, Occitania.
Llegamos al siguiente punto de sellado en el Km. 20 de la ruta, por tiempo consideramos que podíamos hacer un descanso y mientras yo me tome el mejor cortado de 4 días, como no mis compañeros de ruta dieron buena cuenta de una cervezas.
El descanso del Guerrero - 1ª Parte.
El descanso del Guerrero - 2ª Parte.
Mi negrita también descansa, como no.
Después hasta cerca de Aspet, toca pista que va ratoneando y cogiendo algún sendero que otro, al pasar por lo mas plano que podíamos pasar, escuchamos un estruendo, algo parecido a las explosiones que en Sant Climent se escuchan en épocas de Cerezas y que provocan los Payeses para espantar los pajaros de los frutos, me equivoque, era la cubierta de Juanjo que reventó partiendo en aro y provoncando en ella una raja que nuestro amigo David D. se puso manos a la obra para intentar reparar.
Cursillo de reparación con una cámara y cinta americana.

El invento resulto........
Pero solo duro un par de kilómetros hasta el siguiente estruendo, por lo que decidimos un grupo llegar hasta Aspet para comprar un neumático, volver a buscar a Juanjo y Edu, montar y continuar viaje.
En Aspet no hay nada de bicicletas (Pep, ya sabes) y el dueño de un taller de coches nos hizo el favor de llevarnos a un pueblo a 15 kilómetros con su coche para comprar el recambio, bueno en realidad fue mucho mas grave, ya que fue su mujer quien llevo a Fons, el rubio de ojos azules del grupo para hacer la compra, estos Franceses están locos, pero bueno, sin preguntar nada por nuestra parte, Fons apareció con la cubierta, reparamos y continuamos camino.

La espera del grupo fue muy dura, durisima.
Como estábamos en el jardín de un Super, aprovechamos para comer el minibocadillo, mirar la comparativa con mi pie, un 42.
Después de Aspet, una subida por un sendero que 100 metros se podían hacer, pero resulta que eran 1.5 kilómetros por lo que lo hicimos a patita, dudo que nadie que no como de la bicicleta lo suba.
El sendero de marras.
Como contrapartida, desemboca en otro de bajada que en algunas zonas no tiene mas de 25 centímetros de anchura y además con inclinación, piedras y raíces por lo que espero que alguien me diga que lo paso montado entero, de nosotros, ninguno.
La salida del sendero, por que yo lo valgo.
Después del sendero bajamos hasta pasar una carretera principal y comienza la ascensión al Col de Mente, sin historia, nada que contar 18 kilómetros de subida en su primera parte y mas dura asfaltada que después de empezar como camino se suaviza hasta desviarse y llegar al Albergue.
Siempre ancha, siempre sube, bonitas vistas aunque pocas y una prueba mental mas que de fuerza.
Francisco, mi compañero de ascensión con la filosofía buena del Mountainbike, los margenes del camino estaban llenos de fresas, de vez en cuando pie al suelo y a saborearlas.
Llegada al Col de Mente.
Después de la ducha y ya descansando.
Vista del Albergue.
En total como ya he comentado, 72 kilómetros, algo mas de 2000 positivos, 7 horas de pedaleo, la rodilla con otro Iboprufeno bien y de nuevo la combinacion de FUEL/Eugenio mas que bien, ya tenemos el Maillot de la Pedals D´Occitania "casi" en el bolsillo y digo casi por que mañana.................
Mas en la 5 de 5.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hey muy guapa la ruta y la narracion..que envidia dios!!..breto

Anónimo dijo...

COMERTAR TAMBIEN, QUE EN LOS ULTIMOS 20 KM NO HAY NI UNA PUTA FUENTE Y QUE SI QUIERES PASARLO EN CONDICIONES COJAIS AGUA EN DONDE PODAIS Y EN ABUNDANCIA YA QUE ESTOS ULTIMOS SON DUROS Y PESTOSOS, SOBRE TODO SI HACE SOL